martes, 24 de noviembre de 2009

Todos los dias un poco...

...A veces en medio de tantas idas y vueltas, cotidianas y no tanto, uno no percibe lo que el alma necesita hacerle recordar a la mente...el ritmo del diario vivir, desde lo mas infimo hasta lo mas primordial nos lleva a olvidarnos o a guardar en el famoso "baul de siete llaves" ciertos momentos en los que la vida se nos escapa de las manos...Estas ultimas semanas han sido asi, entre idas y vueltas no tenia tiempo pa' un suspiro dentro mio que se asemejaba a un toquecito en el corazon y el recuerdo...hasta que me tuve que sentar "tranqui" en casa a re-leer y resumir las casi doscientas hojas de historia clinica de Nico para presentar primero a los medicos para que la firmen y luego si, ir por el tan ansiado y complejo recurso de amparo, para lo que necesite sacar en limpio por fechas: tomas de medicacion, el por que las tomo, que tomo y porque se las descarto, cual sigue tomando y por que, estudios realizados y por que, tratamientos y cirugias y porque...etc o sea: El por que se llega a la desicion del estimulador vagal con su explicacion medica y cientifica...a los que tuve obviamente que recurrir a todos los medicos tratantes de Nico....y rememorar en cada hoja que leia, los momentos que Nico paso en cada hospital...en coma...cuando aun dormido le cantaba la cancion que puse hoy aqui...habia en la terapia del Htal Posadas ventanales, grandes y enormes ventanales que me permitian relatarle a Nico lo que sucedia afuera y se me habia hecho costumbre los detalles...alguien me decia por alli: no escucha esta en coma...pero yo no dejaba de relatarle todo lo que acontecia en el parque y cantarle esta cancion. Desde el segundo piso la vista era bella, yalo creo que si... pero los dias pasaban lentos y sin prisa como una pelicula antigua...la gente de nuestro paisaje iban desapareciendo a medida que caia la tarde de cada dia, de cada semana...los autos estacionaban por la mañana y por la tarde el pasto volvia a tener protagonismo y el verde mucho verde esperanza retomaba su color...y el siempre estaba alli, querido arbol de jacaranda..que apareciste un dia con nosotros como por arte de magia regalandole a Nico las primeras hojas de tu hermoso y extraño color que contagiabas mi imaginacion para contarle a mi Peke mas historias de fuerza y coraje y cuando el dolor prevalecia, algo alli afuera y aqui dentro, se aunian para darme un empujoncito....y salimos y seguimos aqui, desde el 1 de noviembre de 2001 a la fecha no dejamos de creer...sera que Dios siempre nos da una tregua? Sera que nos da esa extraña magia de sentirnos fuertes aun en medio de las tormentas? Sera que nos regala un "jacaranda" para contar la historia que querramos y hacerla realidad? Pues por que no? Mientras resumia la H.C puse esta cancion y deje fluir aquella fuerza y aquella luz que Dios puso en nosotros para diariamente seguir de pie... "Todos los dias un poco..." hoy se que el camino ha sido largo y aun hay resto por recorrer, pero no dejo de pensar que nada pasa `porque si...todo tiene un proposito en esta vida y muchisimos para que's... Abrazotes de osos!!! Sandy.